08/10/2014. La Justicia debe ser percibida como un problema que nos afecta a todos

La justicia enferma, libro escrito por Antonio García Noriega

“La Justicia debe ser percibida como un problema que nos afecta a todos”


• El autor de la obra, Antonio García Noriega, narra diferentes anécdotas que nos hacen ver la gran “enfermedad” que tiene en la actualidad la Justicia.

Madrid, 8 de octubre de 2014.- La editorial Rasche lanza al mercado La justicia enferma, un libro escrito por el doctor en Derecho, Antonio García Noriega, en el que realiza un análisis exhaustivo de lo que está pasando actualmente en la Justicia española. No se trata de un libro jurídico propiamente dicho, ya que García Noriega lo que trata es de acercar a la sociedad una realidad que estamos viviendo y que nos afecta a todos.

“La Justicia debe ser percibida como un problema que nos afecta a todos para que esta cuestión entre de una vez en la agenda política. El libro no es una mera colección de anécdotas, sino que refleja una categoría, y debe servir como un elemento para crear un estado de opinión”, aseguró Antonio García Noriega en la presentación del libro.

José Manuel Pradas, Diputado Bibliotecario del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, donde se celebró la presentación de la obra, sirvió de anfitrión a todos los ponentes y empezó diciendo que estaba impresionado con La justicia enferma, ya que todo su contenido es verdad. “Es un libro valiente y necesario”.

Juan Gonzalo Ospina, Presidente de AJA Madrid y prologuista del libro, quien además moderó el acto de presentación de La justicia enferma, quiso trasladar a la audiencia que desde la asociación que preside creen que la Justicia necesita una reforma urgente.


Jesús Villegas, Magistrado Juez Instructor de Guadalajara y miembro de la Plataforma Cívica por la Independencia Judicial, confirmó que el libro se lee como una novela, aunque en tono de broma advirtió no saber si se trataba del género negro o de terror. Para el magistrado, la obra de García Noriega es una disección científica de la Justicia, y destacó su vertiente de compromiso ideológico y lucha ciudadana.
Villegas suscitó el interés de los presentes al denunciar que “los jueces están encadenados por la politización, y necesitan que alguien les libere, ya que ellos solos no pueden. Con un puñado bien repartido de jueces se consigue el sometimiento de la Justicia”, denunció Villegas. Ya en el turno final de preguntas, remató su participación declarando sin tapujos que la politización de la Justicia es corrupción, y un atentado al estado de derecho.

Ignació Gomá, Notario y editor del blog ¿Hay Derecho?, se refirió al deterioro del poder legislativo, “existe un pack indisoluble entre democracia y Estado de Derecho, que actualmente está haciendo aguas. Están fallando conceptos básicos como la división de poderes, y hay que crear una concienciación en la ciudadanía del problema”, afirmó Gomá.

Fernando de Rasche, abogado y Consejero Editorial de la editorial Rasche,
denunció que no hay separación de poderes ni imperio de la ley, pilares de cualquier Estado de Derecho. Esto se refleja perfectamente en La justicia enferma de forma amena y pedagógica para entender lo que está ocurriendo.

La justicia enferma se presentó ayer, 7 de octubre de 2014, en el salón de actos del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) y ya está disponible en todas las librerías. El libro cuenta con 408 páginas, tiene un precio de venta de 19,95 euros y el autor ha seleccionado, para comenzar la obra, una cita de Jesús-Vicente Chamorro, Fiscal del Tribunal Supremo, que define perfectamente la situación actual del sector de la Justicia:

“Kafka nunca estuvo en un juzgado español. Si hubiera estado allí, se habría dado cuenta de que lo que escribió es una ingenuidad”


A continuación reproducimos la sinópsis del libro por si fuera de vuestra utilidad:

¿Es verdad que la Justicia está escasa de medios? ¿Hay en España tanta litigiosidad como se afirma? ¿Están mal pagados los jueces? ¿Son independientes? Con rotundo apoyo documental, esta obra destierra los mitos con los que se encubren las verdaderas causas de la enfermedad de la Justicia: mala organización de los recursos disponibles, normas tercermundistas, injerencias políticas, jueces desmotivados y no todos bien preparados ni sensibles a los valores constitucionales, que se mueven entre la impunidad y la represalia arbitraria; órganos de gobierno politizados, fiscales pretorianos, justicia de oficio abusiva, abogados mal formados, procuradores en tensión, colegios profesionales de dudosa utilidad… Una situación tan deteriorada que, según el autor, permite cuestionar incluso que sigamos estando en un Estado de Derecho propiamente dicho.

Regresar al listado